Campos de investigación

Ecofisiología del estrés y las interacciones bióticas

Langosta

Langosta sobre hoja de Datura ferox. Las interacciones entre plantas e insectos herbívoros es una de las líneas principales de trabajo en el laboratorio del Dr. Ballaré. En particular las defensas que las plantas activan frente al ataque de insectos herbívoros, y de qué manera otros factores ambientales (competencia, relación Rojo:Rojo Lejano, UV-B) pueden modular la expresión de estas defensas.


Thrips

Micrografía electrónica de la cabeza de un trip (Caliothrips phaseoli), y detalle de la fluorescencia de los omatidios al ser excitados con las longitudes de onda indicadas. Los trips son una importante plaga de la soja. Estudiando la influencia de la radiación ultravioleta-B (UV-B) solar sobre las interacciones entre plantas e insectos herbívoros, hemos documentado que la exposición de las plantas a esta banda de radiación reduce la herbivoría. En el caso de los trips, este efecto depende al menos parcialmente de la percepción directa de esta banda de radiación por parte de estos insectos. En el panel superior de la figura se observa parte de la cabeza de este insecto, y en particular uno de los ojos compuestos formado por ca. 70 omatidios. En la parte inferior se muestra el patrón de fluorescencia de todos salvo seis omatidios al ser iluminados con luz monocromática de las longitudes de onda indicadas. Este patrón de fluorescencia sería indicativo de la existencia de un filtro responsable de la extraordinaria sensibilidad que presentan estos insectos a la radiación UV-B solar.


Piezodorus

Chinche (Piezodorus guildinii) sobre hoja de soja (Glicine max). Las chinches son una de las principales plagas de la soja. Se alimentan principalmente picando las semillas en formación, provocando una disminución en el rendimiento de este cultivo. La exposición de las plantas a la radiación UV-B solar reduce la incidencia de este hemíptero (y otros insectos), a través de mecanismos que están siendo activamente estudiados.


RFuv

Fluorescencia en el rojo de la clorofila al ser excitada con radiación ultravioleta (RFUV). La exposición de las plantas a la radiación UV-B solar induce la acumulación epidérmica de compuestos fotoprotectores que minimizan la penetración de esta banda de radiación hacia los tejidos internos de las hojas, reduciendo por lo tanto el daño a distintos componentes celulares. Mediante una técnica puesta a punto en el laboratorio del Dr. Ballaré se puede cuantificar en forma rápida y sencilla la acumulación de estos compuestos fotoprotectores. En la imagen se observa que una hoja de soja cultivada en presencia de radiación UV-B solar (izquierda) indujo una mayor acumulación de compuestos fotoprotectores, la cual es detectada debido a la menor fluorescencia en el rojo de la clorofila. Los colores azules indican menor fluorescencia, los rojos mayor.